Buscar

Catapulta Literaria

Es necesario correr riesgos. Solo entendemos del todo el milagro de la vida cuando dejamos que suceda lo inesperado.

¡¡¡Horror!!! ¡Que errooor!

backpack-154121_640

7:00 a.m. ¡Maldito despertador!. Ashley, le dio un golpe para apagarlo y se dio media vuelta. Se sentía muy cargada, los sonidos le retumbaban y la cabeza le pesaba como si sus sesos fueran de cemento.
Entre brumas oía las voces de los niños, los ladridos del perro y el ruido de los cacharros en la cocina, además la luz que entraba por las persianas le hacía daño.
Esos malditos críos, eran su vida, los adoraba, pero también eran su pesadilla. Desde que se separó de John estaban viviendo con ella, pero no se sentía preparada para cuidar sola de tres criaturas.

Seguir leyendo “¡¡¡Horror!!! ¡Que errooor!”

Te lo cuento por un beso

lips-150003__180

  • ¡Vaya circo se montó! –dijo Sonia-.Te lo cuento por un beso.

Fran se rió con ganas y por supuesto la besó.

—¿Qué pasó para que vengas tan divertida y sonriente?

Sonia había ido a cubrir la noticia de la inauguración del hotel en que se había convertido el Castillo de Estepa, normalmente cuando tenia que cubrir esos eventos, terminaba de mal humor, aburrida de los discursos de los personajillos de siempre y  cansada de mantener la pose y los zapatitos de tacón.  A ella le iba un estilo mucho más desenfadado. Pero ese día irradiaba felicidad. Fran estaba realmente intrigado.

Seguir leyendo “Te lo cuento por un beso”

Confunde el necio valor y precio

Castillo

– El coche está listo, don Jaime – dijo Fermín, entrando en el despacho.

Jaime cogió el maletín, en el que acababa de comprobar por enésima vez que llevaba toda la documentación. Era el día “D” en su vida. Hoy daría el golpe de gracia que demostraría a todos quién era él.

Salió del hotel con su impecable aspecto, se subió a la limusina Mercedes blanca y se acomodó, le quedaban un par de horas hasta llegar al castillo medieval perdido en los campos de Castilla, que se asentaba en terrenos de su familia desde tiempos inmemoriales.

Seguir leyendo “Confunde el necio valor y precio”

Venganza sutíl

banco-del-parque

 

Aquel parque era inmenso, le gustaba recorrerlo entero, se mezclaba con todo tipo de personas y le hacía sentir que era una más, perdida entre tanta gente, jubilados, madres con niños, deportistas.

Cuando hacía buen tiempo pasaba todo el día allí. Primero daba un paseo por el centro alrededor de la gran fuente y paseaba por los anchos caminos centrales bordeados de árboles y salpicados de bancos desde los que observar la bajada del agua en estanques cuadrados a diferentes alturas.

Seguir leyendo “Venganza sutíl”

Quentin-Paquito

 

10143356-fondo-con-motivos-de-cine[1]

Paquito, a quien todos conocían en el mundillo de la farándula como Quentin, por su admiración por Tarantino, llevaba años colaborando en guiones y pequeños papeles secundarios, en series de televisión y de cine.
Sentado en el vagón y arrullado por el traqueteo del metro, esperaba que las cosas fueran mejor que ayer, pero aquel condenado actor, pretencioso y estirado, que luchaba sin despeinarse, ni arrugarse, le sacaba de quicio.

Seguir leyendo “Quentin-Paquito”

La suerte dio un giro

“Un gato negro, un cuadro enmarcando madera, o una casa vieja y desvencijada”

EL DESTINO CAMBIÓ DE RUMBO

Cruzó la desvencijada puerta de madera, que daba paso a un corto sendero cubierto de hojarasca, que denotaba el abandono del lugar.

En el bolsillo llevaba el sobre con las instrucciones y las llaves que el notario le había entregado hacía un par de horas esa misma mañana.

Se encontraba en el número 13 de la calle de la Buena Suerte y esperaba que fuera un buen presagio, más por el nombre de la calle que por el número, que no le daba buena espina. Se había vuelto muy supersticioso en los últimos dos años, desde aquel día en que como reportero del periódico local, había cubierto la noticia que implicaba al hijo de aquel abogado famoso en el accidente de una mujer de unos cincuenta ó sesenta años con pinta estrafalaria.

Había sido el último suceso que había cubierto, no le dejaron investigar nada, de hecho se lo prohibieron y al día siguiente de forma fulminante lo habían pasado a la sección de Agenda y Necrológicas, donde se aburría mortalmente.

Tampoco su vida funcionaba a otros niveles: lo había dejado su novia y se sentía tan bloqueado, que como escritor estaba en blanco. Ya hacía tiempo que pensaba que le habían echado “mal de ojo”, aunque no sabía muy bien en qué consistía tal cosa.

Subió los tres escalones del porche y sacó la llave para abrir la pesada puerta de madera, de aquella pequeña casa. En lo primero que se fijó fue en la herradura, realmente vieja (esas eran las buenas, decían los que entendían de supersticiones, porque habían recorrido muchos caminos y sabían mucho de la vida). Esperaba que le mandase los mensajes correctos, no sabía qué demonios hacia allí.

Sacó el papel de las instrucciones:

  • “Corra las cortinas y suba las persianas”. Lo hizo y la luz del mediodía iluminó una amplia estancia que prácticamente ocupaba toda la planta baja, con muebles de estilo clásico de buena calidad, mesas y altares, en todos los rincones y una cosa que le resultó curiosa, en todas las paredes había marcos de madera de gran calidad, que lo único que enmarcaban eran listones de otras maderas, desde luego podía “tocar madera”, se encontrara en el lugar que se encontrara dentro de la casa.

Lo primero que vio al fondo, fue un gran retrato, parecía recordarle a alguien. De repente reconoció a la estrafalaria mujer del accidente.

Así que era ella quien le había dejado aquella herencia. No entendía nada.

  • “Abra el secreter que se encuentra en la derecha”, era la segunda instrucción, “allí encontrará todo lo que precisa
  • Encontró en primer lugar una cajita con una vela blanca, un folio también blanco, unas hojas de laurel y una pluma de plata junto a una moneda de oro.

Las instrucciones decían: “Enciende la vela, coloca el papel (en el que habrás escrito el deseo que quieres conseguir con la pluma de plata), frente a la vela y sobre el papel coloca las hojas de laurel y la moneda de oro. Pon las manos sobre los objetos con las palmas hacia abajo y visualízate desempeñando lo que anhelas, mientras rezas esa oración con la que me confortabas en el accidente”.

También encontró un sobre con una pequeña llave, en la que le indicaban que en el mismo secreter, en el segundo cajón de la derecha, encontraría un pequeño cofre con un candado que al abrirlo le cambiaría la vida.

Después de seguir las indicaciones del ritual, cogió la llave y abrió el pequeño baúl. Lo que contenía era un libro en blanco, excepto por la primera y por la última frase. Se quedo asombrado, se dio cuenta que el destino le acababa de dar todo lo que necesitaba: una casa en un lugar apartado, suficiente dinero para poder mantenerse haciendo lo que quería y una idea sobre la que escribir. Se sentía absolutamente desbloqueado, ahora mismo comenzaría a escribir como si estuviera en otra dimensión, viendo a aquel humano, hacer tonterías, cogió la pluma de plata y comenzó a escribir.

El gato negro se había subido al alfeizar de la ventana a observarlo. ¿Aquel gato sería la antigua dueña observándolo a él desde el más allá?. Le giñó un ojo, por si acaso, y comenzó a escribir. El destino había cambiado de rumbo. Por delante había un mundo en el que realizar cosas, en el que disfrutar y en el que creer. Acababa de comenzar su futuro.

Muy, muy quieto

images9P7KG6AD

 

Quieto, muy quieto, así tenía que estar, no sabia cuánto tiempo, ni siquiera sabía cuanto llevaba así, era una situación realmente incómoda, y una postura bastante extraña. Todo su cuerpo estaba como petrificado, ya no sabía si le dolía todo o no sentía nada y tampoco sabía cuándo acabaría aquel suplicio.

Seguir leyendo “Muy, muy quieto”

Saludo y Presentación

Bienvenidos a este blog.

En principio este blog fue creado como primer paso para reunir todos los textos realizados en el taller “Montame una escena” de la página de Literautas.

Pero como bien indica el titulo del blog, que viene del concepto de lanzamiento, quiero que sea un lugar desde donde se puedan realizar proyectos y publicarlos.

Por ese motivo se iran proponiendo proyectos para dinamizarla y avanzar

En Enero de 2016 se pondrán en marcha el primer proyecto

Se llama Historia Paralelas

El objetivo es escribir en paralelo varias novelas partiendo de unas premisas comunes

Puedes leer en que consiste y seguir su evolución en la pagina dedicada a ello.

 

Blog de WordPress.com.

Subir ↑